Papelera Reyes | CUIDADO PARA LOS DIENTES
1313
post-template-default,single,single-post,postid-1313,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

CUIDADO PARA LOS DIENTES

La caries y la enfermedad de las encías son provocadas por la placa, una combinación pegajosa de bacterias y comida. La placa comienza a acumularse en los dientes pocos minutos después de haber comido. Si los dientes no se lavan todos los días, la placa provocará caries y enfermedades de las encías. Si usted no remueve la placa, esta se convierte en un depósito duro que se conoce como sarro y que queda atrapado en la base del diente. La placa y el sarro irritan e inflaman las encías. Las bacterias y las toxinas que producen provocan que las encías:

  • Se inflamen
  • Se hinchen
  • Tengan mayor sensibilidad

 

  1. Cepillarse al menos dos veces al día.

Hay que cepillarse los dientes por lo menos, dos veces al día, cada mañana y noche. Si es posible también después de cada comida para prevenir la acumulación de bacterias. Usted debe cepillarse por un total de 2 a 3 minutos.

 

  1. Cepillarse con cuidado.

La Asociación Dental Americana tiene instrucciones específicas sobre cómo cepillarse los dientes. Se sugiere que debe colocar su cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados a sus encías y mover suavemente el cepillo de ida y vuelta en pequeños círculos. Cepille las superficies externas, las superficies internas y las superficies por encima de los dientes. Sin embargo, al limpiar las superficies interiores de los dientes delanteros incline su cepillo verticalmente y haga varios movimientos hacia arriba y hacia abajo.

 

  1. Adquirir el apropiado cepillo de dientes.

Hay cepillos de dientes blandos, medios y duros. La mayoría de dentistas recomiendan un cepillo de dientes blando o mediano ya que las cerdas duras pueden dañar el esmalte de los dientes o el tejido de las encías con el tiempo. Siempre elija un cepillo con cerdas nylon sobre naturales y remplaza su cepillo de dientes cada 3 meses o después de alguna enfermedad como el resfriado o gripa.

 

  1. Utilice productos con fluoruro.

El uso de un enjuague bucal, pasta dental e hilo dental que contienen fluoruro ayudan a endurecer el esmalte de los dientes haciéndolos más resistentes a la placa ya a la azúcar reduciendo el riesgo de caries dentales.

 

  1. Cepillar la lengua.

Las bacterias se acumulan en las pequeñas grietas de la lengua, ya que no es una superficie lisa. Las bacterias permanecen allí hasta que la lengua sea raspada. Por lo tanto, cepillar la lengua es esencial para mantener dientes sanos, así como para detener el mal aliento.

 

  1. Utilice Hilo dental diariamente.

El uso diario de hilo dental ayuda a eliminar las bacterias y la placa que se acumula entre los dientes. Si usted nota sangre o inflamación debido al uso de hilo dental visite a su dentista. Para usar hilo dental adecuadamente, envuelva los extremos del hilo dental alrededor de los dedos índice de cada mano y use el hilo dental entre cada diente y alrededor de ellos. Aquí hay más consejos sobre cómo usar hilo dental correctamente.

 

  1. Límite Ingestión de bebidas ácidas.

Algunas bebidas ácidas incluyen refrescos, jugos de frutas y vino. Las bebidas ácidas disuelven el esmalte de sus dientes que conducen a sensibilidad y cavidades. Si usted consume bebidas ácidas, es recomendable usar un popote, y tomar agua después para naturalizar algo del ácido.