Papelera Reyes | ÁCIDOS EN LOS COSMÉTICOS
1328
post-template-default,single,single-post,postid-1328,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

ÁCIDOS EN LOS COSMÉTICOS

Hay sustancias químicas o naturales que se encuentran en algunos productos de belleza y que, al entrar en contacto con tu piel, pueden ayudar a su renovación. Al aplicarse, estimulan la exfoliación de la capa que la recubre e incrementan la producción de colágeno. Atenúan las manchas causadas por el paso de la edad, hidratan la piel y mejoran su elasticidad.

Los ácidos actúan en la epidermis y la dermis. Después de la aplicación, se estimula la exfoliación y se eliminan las células viejas. De este modo se mejora el aspecto de la piel.

 

  1. AHA (alfahidroxiácidos): Son hidrosolubles. No penetran las capas más profundas de la piel.
  • Estos ácidos actúan en la epidermis porque no tienen la capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel. Se encuentran de manera natural en algunos alimentos. Se encuentran de manera natural en algunos alimentos.
  • Reducen la apariencia de líneas finas, cicatrices de acné y manchas obscuras, aportando luminosidad.

Ácido glicólico: Renueva y regenera. Se obtiene de la caña de azúcar, piña y betarraga.

Ácido málico: Exfoliante y antiséptico. Se obtiene en las frutas, principalmente en las manzanas. Cuando maduran, el ácido málico se convierte en láctico.

Ácido láctico: Exfoliante para pieles sensibles. Se obtiene en la leche, y el cuerpo lo produce cuando se hace ejercicio.

Ácido mandélico: Renovación celular. Se obtiene de las almendras.

Ácido cítrico: Antioxidante e iluminación para la piel. Se obtiene naturalmente en el limón, la naranja, la lima y la toronja.

Ácido azelaico: Piel sensible e inflamada, por ejemplo, rosácea. Se obtiene del trigo, cebada y centeno.

 

  1. BHA (betahidroxiácidos): Son liposolubles. Penetran las capas más profundas de la piel.

Este tipo de ácido es soluble en aceite, por ello tiene la capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel.

Ácido salicílico: Ideal para piel grasa o con acné, bajo supervisión médica. Proviene de la corteza del sauce o de los árboles de su familia.

  1. PHA (polihidroxiácidos): Similares a los AHA. Alcanzan menos profundidad que los AHA y se usan en las pieles sensibles.

Son similares a los ácidos AHA, pero se componen de moléculas más largas.

Ácido lactobiónico: Destruir punto negros o espinillas. Es exfoliante, hidratante y antioxidante.  Se forma por la oxidación de la lactosa.

Gluconolactona: Reforzar la piel, mejorar la luminosidady reducir las marcas del envejecimiento. Se obtiene de la glucosa de maíz y, naturalmente en nuestra piel.