Papelera Reyes | BROWNIES DE CHOCOLATE
1540
post-template-default,single,single-post,postid-1540,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

BROWNIES DE CHOCOLATE

Se preguntarán ¿por qué un brownie? Pues porque no conozco nada más denso y con tanto sabor a chocolate como un buen brownie.

El postre que más nos gusta en casa, con una ligera capa crujiente en su exterior y todo el sabor a chocolate en su interior, denso, jugoso y deliciosamente adictivo, no nos cansaremos de hacerlo.

Este tipo de pastelillo de chocolate no entusiasma a todos, algunos dicen que es demasiado seco, otros que no es esponjoso como un bizcocho, o que no es crujiente… Bueno, pues os aseguro que el que les presento hoy le gustará a todo el mundo. Su textura es perfecta, crujiente por fuera y jugoso por dentro. Es una de esas recetas de postre perfectas para los muy muy chocolateros.

 

Ingredientes para cómo hacer brownies de chocolate:

 

    • 200 g. de mantequilla
    • 180 g. de chocolate negro 70% mínimo (la marca que más os guste)
    • 2 huevos L
    • 225 g de azúcar normal o glas
    • 30 g. cacao en polvo sin azúcar (os recomiendo el del 70%)
    • ½ cdita. esencia de vainilla
    • 120 g de harina de trigo
    • Opcional (en este caso no lleva): 50 g. de nueces troceadas

 

Preparación del brownie de chocolate:

 

  1. Derretimos el chocolate troceado y la mantequilla a baño maría. Debemos ir removiendo en todo momento hasta conseguir una crema homogénea. Para hacer el baño maría, pondríamos una cazuela al fuego con agua y encima otra cazuela de forma que no toque el fondo.
  2. Si no podemos hacer un baño maría en casa, podemos derretir el chocolate con la mantequilla en el microondas. Calentaríamos el chocolate con la mantequilla durante 2 minutos, retiraríamos, y removeríamos. Repetiríamos la operación varias veces hasta conseguir una mezcla lisa y brillante.
  3. Dejaremos que la mezcla de chocolate y mantequilla se temple para continuar el proceso de preparación del brownie de chocolate. Reservamos.
  4. En un cuenco batimos los dos huevos con el azúcar, la esencia de vainilla y el punto de sal.
  5. Cuando tengamos una crema espumosa la añadimos al chocolate que tenemos reservado y templado. Iremos añadiendo los huevos poco a poco, integrándolos con el chocolate con la ayuda de unas varillas.
  6. Incorporamos el cacao sin azúcar y la harina. Mezclamos con las varillas para integrar estos sólidos en la mezcla.

 

Preparación y horneado final del brownie:

 

  1. Engrasamos un molde de unos 20 x 20 cm. y lo forramos con papel de horno. Vertemos la mezcla del brownie y golpeamos ligeramente para regular la superficie.
  2. Precalentamos el horno a 170º C con calor por arriba y por abajo, sin la opción de ventilador. Horneamos el brownie durante 40 minutos.
  3. Cuando lleve ya 20 minutos en el horno tapamos con un poco de papel de aluminio para que no se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente.
  4. Recuerda que el brownie no debe queda crudo ni muy seco, tiene que tener un equilibrio. Por lo que debe hornearse en su justa medida. Es importante conocer vuestro horno. Les recomiendo pincharlo casi al final con un cuchillo y que salga con un poco de miga pegada. Esto no significa que esté crudo, ya que al sacarlo es tal el calor que mantiene dentro que seguirá cociendo.
  5. Lo dejamos enfriar en el molde unos 15 minutos, que baje su temperatura, sobre una rejilla. Cuando esté frío lo cortamos en varias porciones. Nuestros trozos listos para comer y disfrutar de nuestro brownie preferido.

 

Consejos para un brownie de chocolate perfecto:

 

  • El brownie es un bizcocho, típico de la cocina americana, que no lleva levadura ni bicarbonato, por lo que queda compacto, denso y cremoso a la vez. Respetamos la receta original y por tanto no lleva nada de levadura pues el brownie surgió de un error de un chef que olvidó añadir levadura a un bizcocho.
  • Uno de los principales errores que cometemos a la hora de prepararlo es pasarse de cocción y dejarlo seco. Tiene que quedar poco hecho, por eso no lo dejes con el tiempo de horneado. Prefiero que se quede menos hecho que seco. Probad esta receta y la podéis adaptar a vuestro horno hasta que salga el brownie perfecto en casa. Ya sabéis que cada horno es un mundo.
  • Un brownie debe tener un sabor intenso a chocolate. Por eso engancha a los más chocolateros. Debéis usar un chocolate de calidad y con un alto porcentaje de cacao. Además en nuestra receta le añadimos un toque de cacao en polvo sin azúcar, le dará intensidad, aroma y sabor.
  • El tema de las nueces es opcional, la receta original no las lleva, pero es verdad que le quedan muy bien. Puedes añadirle las nueces antes de meterlo en el horno, te quedará también delicioso.
  • Lo puedes tomar frío o templado, pero mi consejo es acompañarlo de acompañado con un poco de helado de vainilla o chocolate. Para los paladares chocolateros más exigentes ¡Una pura y deliciosa tentación!