Papelera Reyes | LAS SIESTAS DESPUÉS DE COMER
1738
post-template-default,single,single-post,postid-1738,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

LAS SIESTAS DESPUÉS DE COMER

Las personas tienden a sentirse somnolienta después de alimentarse y no quiere nada más que dormir una siesta. Pero resulta que eso es exactamente lo que deberías evitar hacer. Dormir o incluso acostarse justo después de comer puede tener consecuencias muy incómodas. 

 

Acidez estomacal.

Normalmente, el ácido que se produce al digerir la comida está contenido en el estómago. La gravedad es de gran ayuda aquí, ya que fuerza al flujo estomacal hacia abajo. Al acostarte, el ácido se mueve a través del estómago y puede entrar en contacto con las partes sensibles del sistema digestivo. Esto puede llevar a experimentar acidez estomacal, una molesta sensación de ardor en el pecho o la garganta.

Afecta la calidad de sueño.

Si ingeriste una comida abundante inmediatamente antes de tomar una siesta, el proceso de digestión continuará mientras duermes. La razón de un mal sueño puede ser diferente para cada persona. Puede que tu mente esté más activa durante la etapa del metabolismo, ocasionando que duermas menos profundamente. Otra razón podría ser que te quedes despierto debido a los síntomas de la acidez estomacal. También depende del tipo y de la cantidad de comida que hayas ingerido.

Las pesadillas se vuelven comunes.

Y luego están las pesadillas. Como mencionamos antes, el hecho de que tu metabolismo se dispare hace que tu cerebro se vuelva más activo. Entras en el llamado sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), que es el momento en el que se producen la mayoría de los sueños. Así que si notas que tienes sueños muy vívidos o incluso espeluznantes habitualmente, intenta dejar de comer tan cerca de la hora de ir a dormir.

Ganas de ir al baño más a menudo.

Algunas personas experimentan una mayor necesidad de orinar por la noche, lo que se conoce como nicturia. Esto puede estar relacionado con la cantidad de cafeína presente en los alimentos consumidos. Esto significa que tu comida podría ser un diurético, o, en otras palabras, hacerte orinar más. Por supuesto, esta sustancia puede encontrarse en el café. Pero lo que no mucha gente sabe es que también está presente en el té, en cualquier postre horneado que contenga chocolate y en algunos medicamentos.

Aumento de peso.

Cuando te acuestas justo después de comer no le das al cuerpo el tiempo suficiente para quemar las calorías de los alimentos. Así que, aunque te sientas muy somnoliento después de una gran comida y dormir una pequeña siesta en el sofá sea todo lo que quieres hacer, es mejor tratar de permanecer despierto si no quieres que ningún kilogramo no deseado (e innecesario) se cuele en tu organismo.

      ¿Cuánto tiempo debes esperar antes de irte a dormir después de comer?

Para evitar que se presenten problemas como la acidez estomacal o las noches de insomnio, es necesario que todo el contenido del estómago se haya trasladado al intestino delgado antes de tomar una siesta o acostarse. Los nutricionistas dicen que esto ocurre en unas 3 horas. Es solo una pauta, pero definitivamente una que hay que tener en cuenta.

 

 

Fuente: Genial Gurú