Papelera Reyes | 10 COSAS A TENER EN CUENTA PARA CONSERVAR TUS ELECTRODOMÉSTICOS
1741
post-template-default,single,single-post,postid-1741,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

10 COSAS A TENER EN CUENTA PARA CONSERVAR TUS ELECTRODOMÉSTICOS

Puede parecer que los electrodomésticos tienen un cronómetro para sorprendernos el día más inesperado con una avería seria. Sin embargo, aplicando los cuidados necesarios y cambiando distintos hábitos de uso, podemos alargar la utilidad y el buen funcionamiento de estos aparatos.

 

 

1. Evita triturar alimentos duros en la licuadora.

Las licuadoras no están diseñadas para triturar alimentos muy duros como puede ser la trituración de hielos. Para evitar que nuestra licuadora se dañe por un mal uso de su potencia para triturar, debemos usar solamente alimentos blandos y, a ser posible, con líquido.

 

2. Retirar la ropa de la lavadora a tiempo.

Es normal que dejemos la ropa húmeda en la lavadora después de que finalice su proceso de lavado. Sin embargo, este mal hábito con tu electrodoméstico puede suponer la acumulación de moho dentro del tambor, y también olores desagradables en el interior.

 

3. Evita abrir en exceso tu refrigerador.

La mayor parte de frío dentro del refrigerador se pierde cada vez que abrimos para buscar un alimento o mientras pensamos qué queremos cocinar. Además de consumir más energía para mantener la temperatura en el interior, puede estropear los alimentos que tenemos dentro y sobrecargar su capacidad de enfriar.

 

4. Mantén limpia la válvula de la olla a presión.

Además de prolongar su vida útil y de evitar problemas con su funcionamiento, es importante mantener limpia la válvula de tu olla express. El funcionamiento de la válvula permite que el calor y el vapor escapen del interior, y si está obstruido por suciedad, puede conllevar diversos problemas con tu olla.

 

5. No pongas en marcha tu microondas si está vacío.

Puede parecer inofensivo encender el microondas sin ningún alimento dentro, sin embargo, esto puede generar un problema mayor en su funcionalidad. Es recomendable no poner en marcha este electrodoméstico vacío, ya que el magnetrón que produce las ondas para calentar, podría dañarse.

 

6. Evita dejar la puerta abierta después de hornear.

Casi todos hemos dejado en alguna ocasión la puerta del horno abierta después de cocinar, para que el calor saliese y se enfriase antes. Es aconsejable cerrar la puerta del horno aunque contenga calor en el interior, ya que si lo dejamos abierto, los cambios bruscos de temperatura pueden dañar las gomas del interior.

 

Fuente: Genial Gurú