Papelera Reyes | 10 CONSEJOS QUE PUEDEN AYUDARTE A DORMIR MEJOR
1890
post-template-default,single,single-post,postid-1890,single-format-standard,bridge-core-1.0.1,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_with_content,width_470,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

10 CONSEJOS QUE PUEDEN AYUDARTE A DORMIR MEJOR

Con solo regular la temperatura en tu dormitorio, puedes hacer que la hora de acostarte sea más agradable. O si tienes insomnio, solo repite: “No duermas”. Parece una paradoja, pero este es uno de los métodos comprobados que nos sugieren los expertos.

 

 

1. Tensa los músculos para conciliar el sueño si te despiertas en medio de la noche.

Puedes estar acostado en la cama durante horas tratando de conciliar el sueño, pero nada funciona porque todo en tu cuerpo está tenso. Prueba este truco:

  1. Trabaja desde los dedos de los pies hasta la frente y relaja todos los músculos gradualmente.
  2. Tensa firmemente cada grupo de músculos durante 5 segundos y después relájalos.

 

2. Mantén tu habitación tibia para evitar tener pesadillas.

Si te gusta que la temperatura de tu dormitorio sea cálida, esto puede ser un mal hábito. Una temperatura ambiente fresca es uno de los factores más importantes para dormir bien por la noche, según algunos investigadores.

La mejor temperatura para la habitación es de aproximadamente 18 °C. Pero los médicos recomiendan mantenerla entre 15 °C y 20 °C, dependiendo de lo que sea más cómodo para ti. Esto se debe a que el cuerpo está programado para bajar la temperatura por la noche. Si configuras el aire acondicionado en un modo más frío, funciona como una señal para tu cuerpo de que es hora de dormir.

 

3. Pon un pie en el suelo si te sientes mareado.

A veces, podemos sentirnos mareados al intentar conciliar el sueño. Pero dar vueltas y vueltas hacia la izquierda y hacia la derecha puede empeorar las cosas. Simplemente pon un pie en el suelo mientras estás acostado boca arriba. Esto ayudará a tu cerebro a recalcular la posición y el mareo desaparecerá.

 

4. No tomes siestas después de las 3 de la tarde.

La mayoría de las personas no se ven afectadas por las siestas y duermen bien por la noche. Pero si tienes insomnio u otros trastornos del sueño, la siesta podría empeorar estos problemas. Sigue estas reglas si te gusta descansar durante el día.

  1. Mantén tus siestas cortas. Deben durar de 10 a 20 minutos. Cuanto más duermas en una siesta, más probable será que te sientas mal después de despertarte.
  2. No tomes una siesta después de las 3 de la tarde.
  3. Toma la siesta en un lugar tranquilo, fresco y oscuro.

 

5. Respira con el estómago para conciliar el sueño más rápido.

Es posible que te sientas ansioso, preocupado o tenso mientras intentas conciliar el sueño. Esto provoca que tu respiración se acelere, y la posibilidad de dormir bien disminuye. Prueba la técnica de respiración 4-7-8. Expande tu vientre en lugar de tu pecho en lo que se llama respiración diafragmática.

  1. Vacía los pulmones de aire.
  2. Respira tranquilamente por la nariz durante 4 segundos. Tu estómago debería inflarse.
  3. Aguanta la respiración durante 7 segundos.
  4. Exhala por la boca durante 8 segundos.
  5. Repite el ciclo hasta 4 veces.

 

 

Fuente: Genial Gurú